3 de julio de 2014

FULECO UNA ESTRELLA INTERNACIONAL 3º A


¿Quién es Fuleco?

Fuleco es el protagonista del mundial y su nombre incorpora dos componentes fundamentales

para los brasileños y argentinos: el fútbol (Ful) y la ecología (Eco).




¿Qué animal representa Fuleco?

Fuleco representa una de las tantas especies de armadillos que

existen en América del sur, el armadillo de tres bandas brasileño

(Tolypeutestricinctus). Si bien a nivel internacional no presenta

graves peligros de extinción, en Brasil es una especie única que

atraviesa diversas amenazas: la caza indiscriminada y la pérdida

de su hábitat natural.

¿Qué es un armadillo? 

Los armadillos, conocidos también como tatúes o quirquinchos,

son mamíferos que se caracterizan por tener una armadura de

placas óseas de forma globular. No todos los armadillos tiene la

capacidad de enrollarse como una bola, para ello requieren tener

la armadura dividida en escudos fijos y en bandas móviles

centrales. Esta característica constituye un eficiente mecanismo

de defensa ante el ataque de predadores, como carnívoros

medianos (zorros) y pequeños felinos (ocelote).

¿Qué armadillos existen en Argentina?

En Argentina existen al menos 15 especies de armadillos: pichiciego chaqueño o pichiciego mayor

(Calyptophractusretusus), quirquincho andino (Chaetophractus nationi), piche llorón o quirquincho

chico (Chaetophractus vellerosus), peludo o quirquincho grande (Chaetophractus villosus), gualacate

(Euphractussexcinctus), piche o pichi patagónico (Zaedyus pichiy), tatú carreta o armadillo gigante

(Priodontes maximus), quirquincho bola (Tolypeutes matacus), cabasú chaqueño o chico (Cabassous

chacoensis), tatú aí o cabasú grande (Cabassoustatouay), mulita pampeana u orejuda (Dasypus

hybridus), mulita grande o cachicamo o tatú (Dasypus novemcinctus), mulita chica o común (Dasypus

septemcinctus); Mulita de Yepes(Dasypus yepesi); pichiciego (Chlamyphorustruncatus).

En el Jardin Zoológico de Buenos Aires se encuentran dos especies de armadillos: el peludo

(Chaetophractus villosus) y el pichi llorón (Chaetophractus vellerosus).

No hay comentarios:

Publicar un comentario