11 de noviembre de 2008

LOS CHICOS ESCRIBEN SOBRE PINOCHO!!

Querido Geppetto:
Me encontré con unos asesinos que me querían sacar las monedas de oro, luego me encontré con un zorro y un gato que me engañaron diciendo algo del campo de los milagros, que si yo enterraba las monedas se iban a duplicar e iban a ser dos mil monedas de oro. Al otro día fui a buscar las monedas y no las encontré porque me las habían robado y también me parece que los asesinos eran ellos.
Pinocho
P/D: mentía y me crece la nariz.

Patricio 4º B

Grillo Parlante:
Te extraño mucho y me arrepiento mucho que no te haya hecho caso, tenías razón. Te quería contar que conocí al gato y al zorro, que pensaba que eran buenos y a la final era todo lo contrario, pero conocí también a la niña de cabellos azules. Ella sí era buena.
No sabes como me siento porque tengo que hacer de perro guardián y lo extraño a papá, hace cuanto que no lo veo, debe estar desesperado y me imagino triste.
Pinocho
Tamara 4º B

Querido Gepetto:
Le quiero comentar que Pinocho se está portando mal. En primer lugar, regaló su abecedario, fue a la cárcel, robó, pero también hizo cosas buenas como por ejemplo, no delató al perro del campesino que estuvo haciendo negocios con la comadreja y ahora está buscando el camino para regresar a la casa con el hada y usted.
Malena
P/D: le robaron el gato y el zorro a Pinocho, las cuatro monedas de oro que les regaló el dueño del circo.
Malena 4º B

De Pinocho a Gepetto:
Querido papá: Te quiero decir que estuve en peligro de muerte. No se cuantas veces, ya perdí la cuenta.
Me encontré con un grillo parlante y con un titiritero que me dio cinco monedas de oro, pero me encontré con un zorro y un gato, que el minino no estaba ciego. Cuando les mostré las monedas me dijeron: - “¿queres que esas cinco monedas se conviertan en dos mil o capaz en cinco mil? Si queres eso vení con nosotros al campo de los milagros”. Entonces cuando estábamos caminando encontramos un restaurante “El camarón rojo”. Nos fuimos a dormir, pero a media noche se fueron porque el gatito menor tenía fiebre, entonces tuve que gastar una moneda de oro para pagar el hotel.
Después me volví a encontrar con el grillo parlante que me dijo que en el camino había muchos asesinos, me los encontré y me querían sacar las monedas de oro y me colgaron de una rama hasta que soltara las monedas. Después me encontré con una chica de cabellos azules, era el hada.
Pinocho
PD: estuve enfermo casi me muero, pero gracias al remedio que me dieron, los conejos negros no me llevaron. El zorro y el gato me robaron las monedas.

Antonella 4º B

Querido Pinocho:
¡Hola! ¿Como estas? Yo estoy muy bien. Te mando esta carta para saber si estás bien y si te paso algo desde que yo no estuve con vos. Espero que estés mejor que antes y que no te hallas metido en líos.
Te cuento que estoy trabajando en una nueva fórmula para ayudarte a solucionar tu problemita, espero pronto tenerlo preparado y llevártelo personalmente.
Si todo va bien creo que la próxima semana estaré por allí y de paso poder darte un fuerte abrazo, que tanto te extraño. Nos estamos viendo

Tu querida Hada.
Jimena 4º B

Buenos Aires 24/10/08
Querida Hada:
Gracias por ayudarme estos últimos días, y aunque no aparezcas yo siempre sé que estas conmigo.
Yo sé que me porté muy mal por vender el abecedario pero como sos tan buena espero que no te enojes conmigo y por portarme tan mal.
Espero que en el futuro yo no sea tan distraído y caprichoso.
Gracias por ser mi hada y por acompañarme siempre.
Pinocho
Camila 4º B


Querida amiga:
Hola espero que me recuerdes, yo te escribo para agradecerte que me salvaste. Tuve unos pequeños problemitas, en el camino me cruce con una víbora, eso me demoró algunas horas. Luego me dio hambre y vi frutos en un árbol, pisé una trampa y el dueño de castigo me hizo trabajar de perro guardián. Bueno chau.
Pinocho
PD: Dile a papá que voy en camino.
Agustina 4º B

Querida Hada:
Busqué a mi papá en el bosque, pero me engañaron el zorro y el gato. Estuve preso cuatro meses y fui perro guardián, pero me escapé. Me llevaron a la cárcel por ser engañado ya que la ciudad se llamaba “Atrapa chitrulos”. Siendo perro guardián casi soy engañado por dos comadrejas así que cuando pueda voy a volver con vos.
Pinocho
Roberta 4º B

Buenos Aires, 24 /10/ 08
Querido Geppeto:
En esta carta te quiero decir lo mucho que te quiero, fuiste ese papá que me crió con el corazón, me enseñaste a ser buen niño sabiendo diferenciar lo bueno y lo malo.
Cuando hacia “macanas” vos me corregías, también me enseñaste a ser muy amable, pero igual soy medio travieso.
Querido papá siempre te voy a querer con todo mi corazón.
Un abrazo grande de tu hijo Pinocho.
Jeremías 4º B

Querido Papá:
Te quería contar que fuiste un buen padre para mi, también que me he portado muy mal con vos y quería que me perdones. Yo te he hecho renegar mucho y no quería que te enojes conmigo, PERDON PADRE, perdón por portarme mal. Yo no quise hacerte enojar papá y quiero que me perdones. ¡Te quiero!!
Pinocho.
Matías 4º B

Querida hada:
Gracias por ayudarme y ser un hada que aguante a un muñeco caprichoso. Me arrepiento de haber mentido tanto, yo creo que al que le mentí le podía llegar a hacer daño con tantas mentiras.
Pinocho

Melina 4°B

Querido padre:
Estos días te extrañe mucho aunque sé que no me he portado bien con mis mentiras, que muy inocentes y piadosas no son, aunque las mentiras que me hicieron creer tampoco son piadosas, pero me lo merezco por ser cabeza dura, porque soy de madera que con tus manos artistas tallases con amor, ilusión y cariño. Por eso este niño con nariz larga, gracias a sus mentiras, que no son piadosas, te pide perdón.
Pinocho

M. de los Ángeles 4º B

No hay comentarios:

Publicar un comentario